Bienvenido 2015

Después de tantas luchas, me siento nuevamente de maravilla. A pesar de que mi enfermedad es crónica, doy gracias a Dios por comenzar el 2015 mejor que nunca!!
Gracias!!
A mi Reumatólogo el Doctor Carlos Lavalle, que es un médico maravilloso
A los productos de USANA que han sido el mejor apoyo para mi salud y los efectos secundarios
A mis amigos y familia por estar siempre ahí para entender y ayudar.
En especial a mi esposo, quien ha sido mi fortaleza y mi roca para luchar y luchar… love you.

2015, ahí te voy!
Pd. Gracias a Dios también porque ya se acabaron las fiestas y están por desaparecer tantas delicias culinarias prohibidas para mí jeje
Anuncio publicitario

A poner en práctica el management.

A poner en práctica el management.

Sin duda lo que más trabajo me cuesta es frenarme. Sí, porque supuestamente tengo que estar más relajada, sin estrés, con una cosa a la vez… La verdad es que no sé vivir así! llevo toda la vida viviendo en el ajetreo, haciendo y deshaciendo.

En fin, estoy aprendiendo a re inventarme, lo que ha sido maravilloso en muchos sentidos, he aprendido mucho de mí, tanto del bright como del dark side. Ahora sí que hay que poner en marcha el management.

Lo mejor de todo esto es que cada día compruebo que no pude haber escogido mejor. Mi esposo es el mejor equipo y cómplice que puede existir. No podría realizar todo lo que tengo entre manos, tantas responsabilidades familiares y profesionales si no fuera por él. No sé si lees mi blog amor- no creo, jeje- pero que quede sentado que soy tu fan total.

No hay de otra, hay que seguir pensando en grande, pero poniendo cada cosa en su lugar.

He roto la regla de oro-

Hoy fue un pésimo día para la comida saludable. Desde ayer que comenzó el «buen fin» (una mala imitación del Black Friday basada en los goles a meses sin intereses en las tarjetas de crédito), hemos evadido salir al tráfico y a las tiendas abarrotadas… Pero ya no tenemos nada de comida en casa!

He roto la regla de oro: tener siempre en casa comida saludable, disponible para todos.

Terminamos comiendo una pizza.

Para los niños pude improvisar una rica pasta con tomate, mi nena se sirvió tres veces, me sentí orgullosa de poder darle algo que le pareciera rico. En fin, el día concluyó con unos burritos de frijoles de la tienda de la esquina.

Ni modo, por más que hemos querido evadir salir, mañana tendremos que ir al super en algún momento.

Dirán que siempre acabo igual pero, la verdad es que a volver a echarle ganas. Si de plano ir al super mañana está imposible, viviré de mis licuados de proteína, es mucho mejor que comer mal.

24 señales de que eres mamá- en Inglés.

Me encontré este post de WeMothers y me reí, muchísimo. Me sentí identificada con varias. Lo re blogueo porque un momento de break en la vida laboral, mamá, esposa, etc siempre es bueno para el alma 😀

«24 Clear Signs You’re a Mom
1. Instead of running from projectile vomit, you run towards it.
2. You do more in seven minutes than most people do all day.
3. Happy hour has become the 60 minutes between your kids going to bed and you going to bed.
4. A night of drinking requires more recovery time than minor surgery.
5. A glass of wine counts as a serving of fruit.
6. You have mini-therapy sessions all day long with anyone who will listen.
7. Going to the grocery store by yourself is a vacation.
8. You can experience heaven and hell at the same time.
9. You think of physical pain on three levels: pain, excruciating pain and stepping on a Lego.
10. You have the ability to hear a sneeze through closed doors in the middle of the night, two bedrooms away, while your SO snores next to you.
11. You’d rather have a 103 degree fever than watch one of your kids suffer with it.
12. You’d rather go to sleep than have sex- may be not…
13. A 15-minute shower with the door locked feels like a day at the spa.
14. Peeing with an audience is part of the daily routine.
15. You use baby wipes to clean up random spills and the dash of your car.
16. You lock yourself in the bathroom and pretend to have diarrhea just to get a break.
17. You love Moms’ Night Out and Date Night with the Hubs.
18. You have a secret chocolate stash because frankly, you’re sick of sharing.
19. You’ve been washing the same load of laundry for three days because you forgot to dry it.
20. You realize you’ve been watching Baby Tv, Nick Jr, etc… alone, even though your kids have been in bed for over 30 minutes.
21. You can cook dinner, breastfeed, talk on the phone and yell at the kids, all without breaking stride or missing any of the TV show you are watching.
22. You get more excited about the Mini Boden Catalogue than J Crew’s.
23. You decide to stick with your car for the next decade because a) you can’t afford to switch and b) you haven’t found a car wash that knows how to get all the milk stains and glitter removed.
24. By the end of the day, brushing your teeth feels like a huge accomplishment.»
Fuente: www.WeMothers.com