La cúruma y la menta son excelentes para controlar el acné

Para este #JuevesdeBelleza, te dejamos un remedio natural con el que puedes acabar con el acné: Pasta de menta con cúrcuma. Se prepara fácilmente y es muy refrescante. Te compartimos la receta.

Pasta de Menta con Cúrcuma para el Rostro

Ingredientes:Turmeric root and powder

  • 4 raíces de cúrcuma fresca.
  • Menta fresca.


Para prepararla:

Coloca en la licuadora o en el procesador de alimentos un puño de menta y un puño de cúrcuma pelada. Mezcla y aplica sobre las áreas de la piel afectadas.

Guarda la mezcla en un recipiente esterilizado de vidrio en el refrigerador. Recuerda que son ingredientes frescos por lo que la vida de la pasta no será mayor a 10 días.

¿Cómo funciona?

La cúrcuma es una raíz que puedes comprar en el supermercado. Esta planta es conocida por sus efectos anti inflamatorios y anti infecciosos. La menta por su parte es analgésica, refrescante y cura el dolor.

Conoce otros remedios naturales contra el acné en el blog:http://healthandtonic.com/2013/10/08/7remediosvsacne/

Foto de: Guilt free food guide #HealthandTonic

Recuerda consultar a tu médico.

Acné y alimentación

Qué comer y qué no si tienes acné o si quieres prevenirla:

NO- carbohidratos refinados y procesados (pan blanco, harinas refinadas),  grasas saturadas, comidas procesadas, mucha azúcar o leche de vaca y sus derivados.

Una dieta basada en alimentos de alto índice glicémico hace que tus niveles de insulina aumenten, lo que tiene como consecuencia la producción de sebo y al bloqueo de los poros de la piel -esos poros negros que tanto odiamos-.

La leche de vaca contiene muchas hormonas, las cuales pueden tener un efecto negativo en la piel y en otras partes del cuerpo.

Es recomendable seguir una dieta de por lo menos 6 meses sin leche de vaca y sus derivados, así como baja en índice glicémico para eliminar el acné completamente.

SÍ- frutas, vegetales con alto contenido de fibra, granos enteros y proteína. Si comes chocolate que sea más de 70 por ciento cacao.

Nota: cuidado con las proteínas curadas. Los alimentos curados (salami, chorizo, jamones), pueden contener alto contenido de sodio y de grasa, lo que no beneficia a tu salud si lo ingieres demasiado. Prefiere proteínas como el pescado, el pollo y las carnes.

*Si quieres conocer más acerca del índice glicémico y/ó su relación con otras enfermedades,  te recomendamos consultar a la Glycemic Index Foundation: http://www.gisymbol.com

Como siempre, lo más importante es evaluar tu salud. Consulta a un profesional de la salud para que resuelva todas tus dudas y te recete un tratamiento adecuado con el tu situación específica.